NOTICIAS

Infección del tracto urinario: ¿Por qué es una afección muy común que puede ser grave?

Las infecciones simples del tracto urinario pueden ser manejadas por el médico general o de familia, pero cuando se vuelven complejas, se debe acudir a un especialista. Sepa cómo identificarlas.

El sistema urinario ayuda el cuerpo a eliminar los desechos, el exceso de agua y la sal. Abarca los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Las bacterias pueden ingresar a cualquier parte de este sistema, causando una infección que afecta la salud.

Las infecciones simples del tracto urinario pueden ser manejadas por el médico general o de familia, pero cuando se vuelven complejas, se debe acudir a un especialista.

De acuerdo con el doctor Mitchell Humphreys, urólogo de Clínica Mayo en Arizona, aunque a veces no se presentan, los síntomas más comunes son:

Una fuerte necesidad de orinar: incluso después de usar el baño, esa sensación de “ir” puede no desaparecer.

Sensación de ardor o malestar al orinar.

Orinar con frecuencia, pasando solo pequeñas cantidades de orina.

Sangre en la orina: la sangre en la orina puede ser roja, pero también puede ser rosada o marrón.

Orina turbia o de olor fuerte.

Dolor pélvico: las mujeres, en particular, pueden experimentar dolor y presión alrededor del hueso púbico.

“Los síntomas también pueden depender de qué parte del tracto urinario está afectado. Si experimenta dolor de espalda o de costado, esto puede ser causado por una infección renal. Si hay dolor en la parte inferior del abdomen, una infección de la vejiga puede ser la culpable”, agrega el urólogo Humphreys.

Especialmente en las personas mayores, una ITU puede generar síntomas de delirio o confusión mental.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una ITU?

Por lo general, nuestro sistema inmunológico es excelente para combatir y prevenir las infecciones del tracto urinario, pero hay varias situaciones y ciertas personas que pueden ser más propensas a este tipo de infecciones:

Anatomía femenina: las mujeres tienen un mayor riesgo de ITUs. Debido a que la uretra de una mujer es más corta que la de un hombre, las bacterias pueden ingresar más fácilmente al sistema urinario. La menopausia también aumenta el riesgo en las mujeres.

Actividad Sexual: las ITUs no son infecciones de transmisión sexual, pero la actividad sexual aumenta el riesgo. Las relaciones sexuales pueden hacer que las bacterias entren en la uretra.

Algunos métodos anticonceptivos: los diafragmas y espermicidas, por ejemplo, aumentan el riesgo.

Uso del catéter: los catéteres pueden ser utilizados por personas en el hospital, por personas con parálisis u otros problemas neurológicos que dificultan la micción.

Procedimiento urinario reciente: la cirugía urinaria o un examen con instrumentos médicos pueden aumentar el riesgo.

Otros problemas de salud: las personas que nacen con problemas en el tracto urinario o aquellas que tienen cálculos renales, problemas de próstata o sistemas inmunes suprimidos son más vulnerables.

Con tratamiento inmediato, estas infecciones rara vez causan complicaciones. Pero sin el tratamiento adecuado, pueden ser graves. Las complicaciones pueden incluir daño renal permanente o una septicemia, que puede ser potencialmente mortal. Generalmente las infecciones del tracto urinario se tratan con antibióticos. Hay que asegurarse de tomar el medicamento según las indicaciones”, explica el especialista de Clínica Mayo.

Cómo prevenir

Beba mucho líquido: el consumo de agua diluye la orina, lo que hace que orine con más frecuencia y se eliminan las bacterias.

Limpie de adelante hacia atrás: después de orinar o defecar, limpie de adelante hacia atrás para ayudar a prevenir la propagación de bacterias.

Orine justo después del sexo.

Evite productos potencialmente irritantes: el uso de aerosoles o polvos desodorantes en el área genital puede irritar la uretra.

Cambie su anticonceptivo: considere los métodos anticonceptivos que no sean diafragma o espermicida, por ejemplo, que pueden contribuir al crecimiento bacteriano.

Usuario Prueba2Infección del tracto urinario: ¿Por qué es una afección muy común que puede ser grave?